Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
Rev. Innova Educ. (2019). Vol. 1 Núm. 4
Revista Innova Educación
www.revistainnovaeducacion.com
ISSN: 2664-1496 ISSN-L: 2664-1488
Editada por: Instituto Universitario de Investigación Inudi Perú
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en
educación superior
The autobiography of a teacher as a methodology and diagnosis in higher education
Ana Calderón-Jaramillo
DOI: https://doi.org/10.35622/j.rie.2019.04.003
Universidad San Sebastián, Chile.
Recibido el 12/10/2019/ Aceptado el 17/10/2019/
ARTÍCULO ORIGINAL
PALABRAS CLAVE
Autobiografía,
educación superior,
diagnóstico,
metodología
cualitativa,
subjetividad.
Investigar la subjetividad del docente de educación superior nos permite develar la
compleja red de relaciones que se entrelazan en estos espacios de conocimiento,
identificar las diversas formas en las que los estudiantes aprenden un determinado
marco conceptual y reconocer las estrategias adecuadas para proponer un diagnóstico
innovador que contribuya a una mejora real de los procesos de reflexión en los alumnos.
La investigación desarrollada abordó el tema de la subjetividad política en la educación
superior, a la luz de la epistemología cualitativa y la teoría fundamentada. Como parte
de sus objetivos se planteó indagar en la subjetividad docente, complementando el
análisis desde diferentes ángulos. Uno de los resultados fue reconocer la potencialidad
de la autobiografía como método de indagación de la subjetividad docente, la que
posibilita la comprensión de los distintos posicionamientos que hace el sujeto en torno
a temas controversiales, contenidos disciplinares, y particularmente, sobre la política.
Se concluyó que analizar lo que producen estudiantes, docentes e investigadores,
permiten la emergencia y despegamiento de las reflexiones sobre mismo como
estrategias para un aprendizaje significativo y la renovación permanente de nuevos
sentidos subjetivos.
KEYWORDS
Autobiography,
higher education,
diagnosis, qualitative
methodology.
subjectivity.
Investigating the subjectivity of the teacher of higher education allows us to reveal the
complex network of relationships that are intertwined in these spaces of knowledge,
identify the different ways in which students learn a certain conceptual framework and
recognize the appropriate strategies to propose an innovative diagnosis that Contribute
to a real improvement of reflection processes in students. The research developed
addressed the subject of political subjectivity in higher education, in the light of
qualitative epistemology and grounded theory. As part of its objectives, it was proposed
to investigate the teaching subjectivity, complementing the analysis from different
angles. One of the results was to recognize the potential of autobiography as a method
of inquiry of teaching subjectivity, which allows the understanding of the different
positions that the subject makes around controversial issues, disciplinary content, and
particularly, on politics. It was concluded that analyzing what students, teachers and
researchers produce, allow the emergence and detachment of reflections on oneself as
strategies for meaningful learning and the permanent renewal of new subjective senses.
I
N
U
D
I
P
E
R
Ú
Part. Reg. SUNARP Nº 11162434
INSTITUTO UNIVERSITARIO DE INVESTIGACIÓN
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
439
1. INTRODUCCIÓN
La investigación desarrollada
1
abordó los procesos de configuración de la subjetividad política en
estudiantes de educación superior que analizaron temas controversiales de la realidad social
chilena (Simonneaux y Legardez, 2006). Se asumió una visión no tradicional sobre lo que significa
enseñar y aprender en contexto para investigar los fenómenos de la cultura, la sociedad y la
educación a través de la subjetividad (González-Rey, 2008). El interés por investigar la
subjetividad política en el aula de educación superior permitió desvelar el entramado de relaciones
que allí se entretejen y comprender el proceso que desarrollan los jóvenes para aprender sobre el
contexto. También fue una opción para motivar a los alumnos a dar sus opiniones y encontrar los
matices que pueden tener los conceptos sociales al ser aplicados a la cotidianidad chilena (Moreno
y Ruiz, 2010).
La investigación se centró en dos ejes. Por una parte, los temas controversiales
denominados también polémicos, socialmente relevantes o cuestiones socialmente sensibles en
Ciencias Sociales, incluso controversias socio-científicas en las Ciencias Naturales. Han sido
llamados así porque no es fácil llegar a un consenso respecto a ellos (Díaz & Jiménez-Liso, 2014).
Se han usado en educación para incentivar el desarrollo de las habilidades de pensamiento crítico
en los estudiantes, motivar la reflexión y contribuir a la didáctica con acciones novedosas para
potenciar el aprendizaje sobre lo social.
Por otra parte, el segundo eje la subjetividad política, la que se entendió como una síntesis
imposible de seccionar que incluye la subjetividad social y elementos religiosos, creencias, mitos
y múltiples sentidos que forman parte de las acciones que realiza una persona cotidianamente. Su
definición se ha nutrido de múltiples disciplinas, lográndose una visión interpretativa sobre la
realidad de personas y grupos. En la educación, se ha reconocido como un concepto que ha
permitido unir la emoción y el sentido como dimensiones que se deben trabajar para generar
impacto en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
La subjetividad ha sido un concepto que no siempre se ha denominado de esa manera, sino
que se ha concebido como conciencia e incluso como reflexión. Ha sido representada como una
categoría que ha estado compuesta por funciones concretas y como un sistema complejo de
naturaleza subjetiva (González-Rey, Martínez, & Bezerra, 2016). Desde una perspectiva histórico-
cultural, se reconoce a la persona y la sociedad unidas e influenciadas entre y a las acciones
cotidianas como el resultado de dicha interacción.
Una de las acciones que realizan las personas, tanto de manera individual como colectiva,
es la política, en donde participan, crean relaciones y afectan a otros para lograr un bien común.
Un ejemplo de esto son los jóvenes de hoy, quienes, aunque suelen ser apáticos frente a las
cuestiones políticas, se han vinculado a movimientos sociales o religiosos para exigir cambios
sociales y mejorar la vida de quienes más lo necesitan (Macedo & Reguillo, 2002; Regillo, 2002).
En la investigación que se realizó, tanto las opiniones de los estudiantes como la de los
profesores que intervienen en su formación, fueron relevantes y se tuvieron en cuenta como parte
del proceso de indagación, pues permitieron encontrar relaciones entre las estrategias llevadas a
1
Tesis doctoral titulada: Aprender la Subjetividad política mediante temas controversiales. Finalizada en el año
2019 para optar al grado de Doctor en Educación por la Universidad Autónoma de Barcelona.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
440
cabo en el aula y los procesos de configuración de la subjetividad política en estudiantes
universitarios. En este sentido una de las preguntas elaboradas estuvo dirigida a la práctica del
profesorado, incluyendo la labor de la docente-investigadora, que desde su doble rol desarrolló la
investigación y formó parte de los datos al analizar a través de su autobiografía su propia
subjetividad.
Pregunta dirigida al profesorado:
Objetivo específico relacionado con la pregunta formulada el profesorado:
2. MÉTODO Y MATERIALES
Comprender la subjetividad política en educación superior exige la construcción de una
metodología en la que se incluya, tanto lo que producen las personas como la voz de quien llevó
a cabo el proceso de indagación como parte de los datos (Calderón, 2009, 2012, 2018). Los
saberes y conocimientos que se crean al interior de una sala de clase, necesitan visiones amplias
con las cuales sea posible desvelar las realidades humanas y entenderlas en su complejidad. Este
es el camino que establece el investigador para ser consecuente con sus intenciones y con la
naturaleza de los datos que quiere recoger.
En este estudio, la investigadora tuvo un doble rol, formó parte del proceso investigativo
como docente e indagó en sus propios estudiantes y docente la subjetividad política; en sus pares
de facultad recogió datos relevantes sobre sus prácticas; finalmente, elaboró un relato en el que
recogió información sobre la formación en contexto. Por lo tanto, quien observa el aula y sus
interacciones, también interpreta la información como un todo susceptible de profundizar y
clasificar, sin perder de vista aspectos que son fundamentales a la hora de dar respuesta a las
preguntas propuestas.
Recoger datos desde el rol de investigador y de participante, resulta necesario si el
fenómeno que constituye el espacio de investigación así lo plantea (Taylor & Bodgan, 1990). Por
tal motivo, los sentidos y significados que entregó la investigadora fueron incluidos para explicar
el problema desde todas sus aristas. Como docente e investigadora, estuvo atenta a los siguientes
puntos, aprovechando el doble rol y teniendo en cuenta algunos presupuestos de las
investigaciones postcualitativas (Moreno & Peralta, 2018):
¿De qué manera el análisis de la práctica del profesorado permite planificar la propia
docencia para que los estudiantes universitarios manifiesten sus opiniones y
configuren subjetividades políticas?
a) Reflexionar sobre las estrategias docentes implementadas en la propia práctica para
promover el desarrollo de subjetividades políticas en estudiantes universitarios.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
441
a) La realidad es una construcción de cada persona y la subjetividad permite interactuar con las
realidades de otros.
b) Los métodos y las teorías, las perspectivas de los participantes y su diversidad, la capacidad
de reflexión de la investigadora acerca de su investigación y la variedad de los enfoques de
la investigación cualitativa, fueron considerados como puntos de ruptura con la metodología
cuantitativa al incluir la voz de la investigadora como parte de los datos.
c) El aula de clase es el espacio que evidencia fenómenos educativos y en donde los datos
cualitativos y cuantitativos provenientes de los estudiantes y profesores son relativas al
proceso de aprendizaje y a la interacción con sus propias subjetividades.
d) La observación de la propia subjetividad por medio de la autobiografía impacta en el
desarrollo de estrategias docentes para realizar en el aula.
e) Las interpretaciones de la investigadora no son consideradas falta de objetividad, sino una
particularidad de la metodología cualitativa que ofrece la posibilidad de incluir datos
relativos a la subjetividad.
Investigar la propia práctica implica reflexionar sobre los diferentes aspectos que están
comprometidos en la cotidianidad de las personas (Strauss y Corbin, 1990), desarrollar estrategias
y metodológicas innovadoras para interpretar los datos que se recojan del profesorado y reconocer
la necesidad de una nueva visión sobre las realidades de quienes están formando a otros y sus
subjetividades.
La epistemología cualitativa (González-Rey, 2007), es una estrategia que permite
interpretar los datos a partir de un proceso de construcción, el cual se inicia con la elaboración de
los instrumentos que privilegian la emergencia de respuestas espontáneas sobre tópicos o
preguntas. Esta propuesta guía la interpretación y el análisis, reivindica la importancia de la
construcción teórica permanente y es consecuente con una visión sobre el conocimiento, el cual se
construye con cada nueva información que se va obteniendo. Se rechaza de esta manera que el
conocimiento sea una producción lineal que el investigador debe reproducir o encajar.
A través de la epistemología cualitativa el investigador reconoce la singularidad
(González-Rey, 2011), ya que no pretende la estandarización de sus interpretaciones sobre lo que
se investiga, sino identificar y comprender los significados construidos por las otras personas, de
manera que se produzca conocimiento a partir de una teoría procedente de los datos, por este
motivo se logró un engranaje con la teoría fundamentada.
El análisis sobre la propia práctica se realizó a través de un instrumento que permitió la
identificación de los sentidos subjetivos y significados, los que fueron relacionados entre de
acuerdo con sus características. Posteriormente, se categorizaron para finalmente elaborar tramas
de sentido. Este proceso llevado a cabo permitió explicar el problema planteado desde los propios
datos; es decir, se logró coherencia entre la teoría fundamentada de Glaser y Strauss (1967) y la
epistemología cualitativa (González-Rey, 1997).
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
442
Tabla 1. Instrumentos para promover la reflexión sobre la propia intervención docente.
Instrumentos
Propósito
Estructura
Matriz de
planificación
semanal.
Planificar la propia práctica incluyendo actividades
controversiales relacionadas con el contexto social
chileno para configurar subjetividades políticas.
Planificación semanal de las actividades y los
recursos usados dirigidos a los estudiantes de la
clase.
Relato sobre la
propia
intervención
docente.
Reconocer la manera en la que se incluye la
controversia en las estrategias docentes para el
desarrollo de la subjetividad política.
Narración semiestructurada en tres tópicos:
-Procesos de reflexión.
-Temas controversiales.
-Subjetividad política.
Fuente: Elaboración propia.
Analizar la subjetividad implica no solo la construcción e interpretación de los sentidos que las
personas comunican al hablar sobre sus experiencias, sino la implicación del investigador al
decantar la información y elaborar trazos (Díaz, 2012), o tramas de sentido, como se nombraron
en la investigación realizada. Las tramas permiten explicar el fenómeno indagado a partir de la
unión de “hilos”, es decir, códigos y categorías, que cruzados van formando un “tejido”.
Los métodos autobiográficos nacen con el nombre de historias de vida y hacen referencia
a indagaciones en donde el investigador da su voz y opina sobre el proceso que investiga. Estos
relatos pretendían mostrar el testimonio subjetivo de una persona y materializar sus experiencias
acerca de su propia vida a partir de un relato reflexivo y analítico, pero también sobre un hecho
particular, una situación traumática, un hecho social vivido o bien, la historia de vida como hijo,
padre o militante político.
En lo que respecta a los procesos de investigación en educación, se han utilizado algunas
variantes del método biográfico a través de instrumentos autobiográficos, como los diarios de
campo o los relatos de experiencias escolares, los que se diferencian por el carácter con el cual se
escribe cada narración. En la investigación desarrollada, el relato realizado se centró en el rol de
la investigadora como docente y se orientó a analizar en un período de tiempo en el que realizó
junto con el grupo de estudiantes la recolección de información y las clases de la asignatura, sus
acciones y su subjetividad; con el propósito de construir algunos criterios con los cuales fuera
posible recomendar cambios en las didácticas de las carreras universitarias para que las estrategias
docentes incluyeran el contexto como una manera de lograr mejores aprendizajes y con ello que
los estudiantes desarrollen procesos de configuración de la subjetividad política.
3. RESULTADOS
El análisis del relato fue una narración realizada en el marco de la investigación, que se constituye
en una reflexión sobre la acción (Schön, 1998, 1992), integrando a los datos recogidos desde los
estudiantes y profesores la propia subjetividad para dar una visión de totalidad respecto al
fenómeno y reconocer la importancia de este tipo de acciones en la enseñanza.
Algunos de los resultados obtenidos se exponen a continuación:
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
443
a) Una planificación consciente por parte del profesor provoca en los estudiantes cambios que
son observables en el aula a través de la interacción con otros y por medio de instrumentos al
indagar sobre la construcción de opiniones fundamentadas.
b) Al incorporar la subjetividad política como una potencia para el aprendizaje es posible
incorporar actividades que orienten a los estudiantes resignificar conceptos que
posteriormente pueda aplicarlos en el aula o en otros espacios educativos.
c) Los estudiantes, al generar nuevos sentidos sobre un problema, un tema o una imagen, no solo
amplían su repertorio narrativo, sino que transforman sus habilidades relacionales al ser
conscientes de la dimensión emocional que está asociada a la producción de conocimiento y
a todos los escenarios en donde las personas habitan.
d) Incluir la subjetividad política en el aula implica contrastar opiniones y diferenciar posiciones
personales, reconocer las historias de cada una de sus pares e identificar en sus opiniones
elementos comunes para establecer acuerdos.
e) La reflexión constante permite no solo desarrollar procesos de configuración de la
subjetividad política, construcción permanente conocimientos sobre sí mismo y organizar de
manera diferentes los sentidos que las experiencias van generando. Es decir, se aprende sobre
ciencia a la vez que se potencia la consciencia.
f) Al incorporar ilustraciones sensibles, los estudiantes identifican que el conocimiento también
está cargado de emociones. Por lo tanto, los acercan de mejor manera a la realidad social
incluyendo imágenes que le resultan familiares.
g) Finalmente, fomentar el trabajo entre pares permite a los estudiantes reconocer diferentes
formas de vida, culturas y subjetividades, las que pueden articular a través del conocimiento
especializado o de la interacción, consecuencias que van a generar el desarrollo de procesos
de configurando de sus subjetividades políticas.
Los resultados señalados construidos a partir de la codificación del relato y su categorización,
evidenciándose una relación entre la subjetividad política y el aprendizaje. Demostrándose a través
de las tramas elaboradas, la necesidad de integrar la investigación del propio profesorado en la
Educación Superior, la visión del docente como investigador y parte del proceso, y las
interacciones entre los docentes y los estudiantes con los saberes que se trabajan en el aula de
clase.
Tabla 2. Construcción de tramas de sentido.
Tópicos del relato
Procesos de reflexión.
Temas controversiales
Subjetividad política
Códigos
- Construcción de conocimientos.
- Pasividad.
- Contraste de opiniones.
- Conflicto cognitivo.
- Realidad.
- Opinión personal.
- Disentir.
- Contextualizar.
- Problematizar.
- Comprensión.
- Metodología.
- Tiempo.
- Lúdica.
-Autoevaluación.
- Política.
- Ciudadano.
- Acción política.
Categorías
Abstracción.
Deliberación.
Contexto.
Realidades.
Habilidad.
Actividades.
Tramas de sentido
Calibrar la realidad.
El contrasentido.
El metaaprendizaje.
Fuente: Elaboración propia.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
444
A continuación, se mencionarán las tramas construidas. La primera de ellas, Calibrar la realidad,
dio cuenta de la promoción de espacios para la reflexión de los estudiantes, no ha sido un proceso
fácil. Todo lo contrario, se convirtió en un camino agitado en donde las concepciones con las que
se formó la autora de esta investigación, en su pasado profesional y laboral han salido a flote y la
han afectado, a tal punto que le han permitido también transformar sus estrategias de enseñanza.
Este desajuste que vive quien experimenta la experiencia de la vida cotidiana puede llevar
al profesor a lograr las destrezas que va necesitando a medida que desarrolla su enseñanza. Aebli
(1988) reconoce que las habilidades requeridas por el docente no le son innatas, sino que
paradójicamente, las debe ir construyendo de acuerdo a su comportamiento en la vida diaria y a la
relación que establece con los demás.
Durante el desarrollo de la labor docente, la investigadora en su doble rol, tuvo que adecuar
su enseñanza para apoyar a sus aprendizajes, además, modificar su comportamiento y la relación
que estableció inicialmente con ellos. Un reflejo de esto, fue el cambio que tuvo que realizar en la
manera con la que adaptó algunas actividades de acuerdo a las necesidades emocionales y
cognitivas de los estudiantes, incorporando sus sugerencias y logrando que cada uno de los
estudiantes se sintiera incluido en la dinámica de la clase.
Estas adecuaciones también produjeron algunas dificultades, pues no fue cómodo tener una
respuesta tradicional de parte del estudiantado, quienes estaban más relacionados con didácticas
menos críticas e inclusivas, más aún cuando en su formación profesional y durante más de 6 años
siendo profesora universitaria había comprendido que, por una parte, no se puede forzar a una
persona a aprender, y por otra, que para lograr que el aprendizaje sea significativo, no se debe
recurrir a una didáctica tradicional.
Una potencialidad en los procesos de aprendizaje es incluir explícitamente la dimensión
subjetiva de quien está a cargo de la labor de enseñanza, pues permite la reflexión y adecuación
sobre la propia práctica. Esto fue justamente lo que hizo la investigadora al resolver sus propias
dudas y al mantenerse vinculada con los estudiantes para que las actividades que les planteaba,
fueran significativas y lograran el objetivo propuesto por ella. Durante este proceso de cambios,
pudo darse cuenta que lo más importante para promover espacios para la reflexión, era tener en
cuenta las opiniones de cada alumno en el desarrollo de la clase y fue así que consideró durante el
proceso de investigación, incluir el análisis de su propia práctica.
Promover espacios de reflexión con los estudiantes, le permitió observar opiniones diversas
y el contraste permanente de posturas. Las posiciones que evidenciaba en ellos durante las clases,
generaban discrepancia entre ellos, pero también aprendizaje, pudiendo con ello ratificar que la
reflexión y las emociones, permiten el aprender de conceptos sociales (Reyes-Jedlicki., Miranda,
Santa Cruz, Cornejo, Núñez, Arévalo, & Hidalgo, 2014). De esa manera, la subjetividad política
fue clave para responder teóricamente lo que notaba en sus alumnos, el contraste, problematización
y visibilización de sus propios sentidos.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
445
La desarticulación que existe entre lo que se enseña en el aula y lo que en la realidad se
encuentra, también la pudo observar entre los saberes previos de los estudiantes y su cotidianidad.
Logró que estos manifestaran sus sentidos y profundizaran en las emociones que ligaban a sus
respuestas sobre ciertos temas, construyendo así opiniones personales más precisas y potentes.
Las opiniones personales de los estudiantes las reconoció como una fuente de saberes que,
aunque ligadas a una reflexión y a emociones individuales, se articulaban con otras de sus
compañeros a través de los conceptos trabajados durante las clases. Eso fue fundamental, puesto
que le permitió ratificar sus actividades en función de las necesidades de formación que tenían
ellos que apenas empezaban una carrera profesional.
Se descubrió también que los alumnos tenían opiniones ligadas a la práctica de otros
docentes de la carrera, sentidos asociados al poco análisis de realidad social, la inexistencia de un
trabajo con temas controversiales y al escaso reconocimiento de espacios para la reflexión como
fundamentales para potenciar el aprendizaje. La existencia de estas discrepancias, entre
actividades innovadoras y tradicionales, generó dudas en estos y una preferencia por un tipo
determinado de práctica.
El impacto de los espacios para la reflexión de los estudiantes tuvo un efecto contradictorio,
ya que fueron estos junto con la dirección de carrera, quienes la cuestionan y sugieren el desarrollo
de actividades tradicionales, dejando de lado la realidad del país y el análisis de temas
controversiales al interior del aula. Era preciso, según las autoridades, que los estudiantes no
notaran explícitamente las diferencias entre los docentes y la metodología de sus clases, no
incomodar a los alumnos con el análisis de situaciones sociales ocurridas en el país y realizar clases
expositivas magistrales que no incluyeran actividades grupales y mucho menos temas
controversiales.
Encontrar estas contradicciones, fue sorpresivo y desilusionante, sin embargo, son también
sentidos que evidencian el desarrollo de una subjetividad que se va transformando mediante la
práctica y el análisis de la misma. Pensar sobre lo que ocurre, particularmente en el espacio del
aula, es dar sentido a la vida y a los sucesos en los que se está involucrados, integrar los distintos
relatos y es construir una historia, es decir, estructurar una determinada dimensión, la de profesora
universitaria.
Promover la reflexión de los estudiantes a través de espacios para la discusión de ideas,
emociones y del desarrollo de la subjetividad, no es fácil, rápido y mucho menos gratificante, todo
lo contrario, es difícil, lento y cuestionador. Sin embargo, una vez instalado el proceso, se llega a
un punto de inflexión del que difícilmente se podrá regresar. Es decir, que aquel que aprende
reflexionar sobre su rol y posición en el mundo, difícilmente se quedará inmóvil, por tal razón no
todos quieren llegar a tal punto.
De manera similar sucede con quien pretende establecer la búsqueda de dichos espacios,
como la autora. Sin duda, las actividades que sean guiadas mediante la utilización de preguntas
sobre un determinado tema, serán una de las que movilizará a los estudiantes a la problematización.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
446
Asimismo, sucede con la inclusión de la historia personal a las dinámicas de una clase, puesto que
serán las vivencias de cada persona las que guiarán a los estudiantes hacia la construcción de una
trama que los involucre a determinadas situaciones.
La segunda trama, el contrasentido, guardó relación con sembrar la controversia en los
estudiantes y llevarlos a una reflexión más profunda sobre ellos mismos, fue cuando este grupo de
estudiantes le comentó que en los últimos días estaban sintiendo algunas contradicciones respecto
al rol que debían tener ellos con determinadas situaciones de la realidad del país.
Esta preocupación por lo social, la encontró paradójica, pues la pregunta por el rol de cada
uno, estuvo ligada a situaciones que ellos directamente relacionaban con una determinada
profesión, más no con situaciones de la cotidianidad que exigen el involucramiento de las personas
en calidad de ciudadanos.
En este sentido, incluir la controversia en el aula persiguió una finalidad y era la de lograr
que los estudiantes reflexionaran sobre mismos y a la vez le permitió crear los instrumentos
idóneos para reconocer las posibles relaciones entre los procesos de subjetividad política y los
temas controversiales.
Incluir la controversia no solo debe depender de los profesores, pues las universidades son
las que deben estar atentas a las dificultades de la sociedad y crear alternativas para responder a
ellas. La autora considera que la responsabilidad no puede quedar a criterio de cada carrera, sino
que ha de ser una pretensión institucional que determine que cada profesor debe incluir en su labor
metodologías que incluyan la realidad social como nicho para trabajar el rol profesional, el
pensamiento crítico o la subjetividad política.
Esta posibilidad de problematizar el plan de estudios de la asignatura, no solo permitió
realizar la investigación, sino cuestionar y adaptar su propia práctica mediante una reflexión sobre
su propio rol y práctica como profesora e investigadora, y modificarla conforme los resultados que
se encuentren durante el proceso.
Reflexionar sobre mismo tampoco es un proceso fácil, así como tampoco lo es, lograr
que los demás lo realicen. Por tal motivo, llevar la controversia al aula se convierte en una manera
no explícita de lograr tal reflexión. Es decir, lograr que los estudiantes desarrollen su subjetividad
política es posible mediante el involucramiento de los estudiantes en asuntos en donde ellos se
sientan parte de la solución a una determinada situación.
En ocasiones los profesores no cuentan con la autonomía suficiente para incluir
metodologías y didácticas no tradicionales para llevar a cabo su plan de estudios y lograr así que
el estudiante se involucre con lo social y político; sin embargo, lo más importante es reconocer el
aula como aquel espacio en donde es posible reconfigurar lo social y se puede lograr mediante la
inclusión de la cotidianidad a través del análisis de temas controversiales de un determinado país.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
447
Una forma de involucrar a los estudiantes con lo que sucede en la realidad social del país
es mediante el análisis de temas controversiales, así pueden observar la realidad que está fuera del
aula de clase y construir narraciones, relatos, explicaciones sobre lo vivido e ir articulando a tales
análisis conceptos y teorías, para que respalden fundamentadamente sus experiencias.
De acuerdo con Oller (1999) y Gómez (2016) trabajar temas controversiales en el aula
prepara a los estudiantes para analizar e interpretar información proveniente de diferentes fuentes
y con diversos puntos de vista, además de reconstruir sus propias ideas. Los dispone para aprender
a pensar sobre hechos conocidos de su cotidianidad y a proponer alternativas de solución a
determinados asuntos que son problemáticos.
Por su parte Alvarado, Ospina, Botero y Muñoz (2008) reconocieron en sus estudios que
los procesos de configuración de subjetividades políticas se desarrollaban cuando los estudiantes
se involucraban a analizar asuntos de la cotidianidad, especialmente aquellos en donde la reflexión
sobre sí mismos les llevaba a dudar de sus prejuicios, ideas o descubrimientos.
Es así como la controversia que el profesor genera a sus estudiantes y la que ellos mismos
descubren en la vida diaria, se convierte en una oportunidad para que desarrollen procesos de
configuración de la subjetividad política.
Es evidente que lo que aporta la subjetividad política a la formación de los estudiantes
universitarios, es que justamente les provee de las herramientas simbólico-emocionales para
reconfigurar sus prácticas, son las que podrían transformar asuntos como la política actual y la
apatía de los jóvenes para participar en ella (Alvarado, Botero, & Ospina, 2010).
Iniciar la reflexión en los estudiantes, especialmente aquella que sea sobre ellos mismos,
es el primer paso para que asuman la búsqueda de nuevos sentidos sobre la realidad y la manera
en la que esta es interpretada, será un trabajo que, aunque es guiado por el profesor, es
responsabilidad del propio estudiante, quien decide aprender e involucrarse en acciones que
busquen mejorar la vida de otras personas. Por lo tanto, la potencia de la reflexión sobre sí mismo,
son las múltiples posibilidades de acción que la subjetividad política puede impulsar.
Finalmente, la trama, el meta-aprendizaje estuvo relacionada con actividades intencionales
para motivar en los estudiantes la reflexión sobre sí mismos. Este tipo de acciones le implicó a la
investigadora como docente, entender que la realidad tenía temas controversiales con los que podía
trabajar determinados conceptos; además, reconocer que los estudiantes pueden establecer por
ellos mismos, múltiples relaciones entre los temas controversiales y sus propios recuerdos,
memorias o confesiones.
También tuvo que crear una secuencia con la cual los estudiantes pudieran problematizar
los contenidos de la asignatura. Tuvo que ordenar diferentes acciones de manera que se
sensibilizaran sobre dos temas en particular: acceso a la educación superior y conflicto mapuche,
e identificaran lo que sabían ellos sobre estos temas, valoraran su importancia y calificaran el nivel
de afectación de dichos temas.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
448
Crear esta estructura de acciones fue posible porque logró establecer algunas relaciones
entre los objetivos de la investigación y los objetivos de aprendizaje que debían alcanzar los
estudiantes. Por esto, lo fundamental para facilitar la reflexión de los estudiantes mediante la
enseñanza, es tener una finalidad clara y precisa sobre lo que se pretende como docentes y lo que
se busca que logren los alumnos.
La reflexión es un paso que es inherente al desarrollo de la subjetividad, reflexionar sobre
uno mismo, sobre los demás y sobre la realidad es un proceso que se expresa a través de la
subjetividad, tanto individual como social-política y por tal motivo permite la configuración de la
subjetividad política.
Resulta fundamental que sea el docente quien proporcione a los estudiantes espacios para
que reflexionen y guíe también el desarrollo de la subjetividad. La investigadora considera que
una persona no puede dar a otro aquello de lo que no dispone, por lo que para guiar la reflexión y
el desarrollo de la subjetividad política se debe conocer qué es y de qué manera contribuyen a
mejorar el aprendizaje y las habilidades de los estudiantes.
Considera además que son procesos en los que el profesor también tendría que trabajar, no
solo para mejorar su enseñanza, sino para participar activamente como ciudadano en la calidad de
la educación de un país. En este sentido, desde su cotidianidad intenta estar atenta a las
contingencias nacionales e internacionales y a problematizarlas para trabajar temas controversiales
con sus estudiantes y ajustar determinadas acciones para facilitar el aprendizaje de conceptos
sociales al interior de la carrera de psicología. Cree que lo más valioso que puede ofrecer a sus
alumnos, es que reconozcan la importancia de tener una opinión sobre el mundo, la importancia
de tener una opinión fundamentada y tomar una posición sobre un tema y defenderla.
De igual forma, intenta generar espacios de conversación sobre aspectos relacionados con
sus aprendizajes, está atenta a cambios emocionales para evitar que estos no les impidan realizar
las actividades propuestas en clase. También busca momentos de diálogo para que ellos expresen
lo que se debe modificar e intenta que identifiquen si las dificultades para aprender se deben a
motivos personales o por falta de claridad en la enseñanza.
Respecto al desarrollo de su subjetividad política, también ha estructurado situaciones de
reflexión en torno a lo político para vincularse a movimientos políticos y organizaciones sociales,
interesándose por el bienestar de las personas. Ha apoyado la realización de actividades lúdicas,
recreativas y académicas en comunidades específicas y agrupaciones de jóvenes para fortalecer
las redes entre ellos y las instituciones del Estado.
La reflexión que ha fomentado en sus alumnos también ha partido de un análisis personal
sobre su rol como profesora e investigadora, con la finalidad de llevar a cabo acciones con las
cuales los estudiantes desarrollen habilidades como la exploración, la problematización y
explicación, en donde las han podido incluir como parte del proceso de aprendizaje y como nuevas
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
449
prácticas para transformar su cotidianidad en un espacio en el cual ellos por mismos puedan
crear nuevas alternativas de ser y estar en el mundo.
Tales habilidades las ha considerado también como momentos en donde sus subjetividades
integran nuevos conocimientos sobre ellos mismos y sobre los demás, logrando así que se
aproximen a una subjetividad política.
La reflexión es una capacidad humana que debe ser regular en el tiempo y además ha de
cumplir una finalidad clara (Perrenoud, 2004). Para el caso de quien enseña a otros, la reflexión
debe estar ligada a mejorar la formación y sus estilos de enseñanza. Adicionalmente, la experiencia
debe ser parte de la reflexión en la medida que se hace de manera continua y permanente, se
desarrolla un método particular para observar la realidad, incluso la del aula, y analizarla para
adaptar sus recursos personales y profesionales para lograr que dicha experiencia genere
conocimiento, o en palabras de González-Rey (2011) nuevos sentidos subjetivos.
Por lo tanto, para una profesora que investiga su propia práctica la reflexión es
fundamental, no solo para mejorar la calidad de la educación que orienta, sino para potenciar
cambios cognitivos y emocionales en sus estudiantes. Transformaciones que pueden también
evidenciarse en ella misma y en las relaciones que pueden establecer los estudiantes con la
cotidianidad.
Para configurar la subjetividad política, la reflexión sobre mismo ha de ser un proceso
diferenciador. No basta solo con describir un fragmento sensible de la realidad, sino de crear una
opinión personal, tomar una posición y movilizarse hacia una explicación del hecho, articulando
conceptos que son necesarios para fundamentar la existencia de tal sensibilidad y controversia.
Esto sería similar a lo propuesto por Schön (1992) como reflexión en la acción y reflexión sobre
la acción, sin embargo, es una reflexión más profunda en donde la persona puede verse a sí misma
y preguntarse por su existencia en una determinada realidad, sensible y controversial, lo que da
como resultado una acción liberadora que no es más que la subjetividad política (Calderón, 2018;
Díaz, 2008).
Resulta interesante que también llevar a cabo una investigación en la que el mismo es
parte del análisis, posibilita el desarrollo de procesos de configuración de la política. Por lo tanto,
el que enseña y a la vez investiga, logra una transformación por la acción de reflexividad, no solo
por pensar sobre mismo con preguntas tales como: ¿Quién soy?, ¿Cómo soy?, ¿Quién quiero
ser?, ¿Cómo ser lo que quiero ser?, sino con otros cuestionamientos que implican a otras personas
y una realidad determinada: ¿Cómo vivir juntos en la realidad chilena de hoy?, ¿Qué tipo de
ciudadano estoy educando para este país? o ¿Qué tipo de profesionales debemos tener para
transformar las sociedades? Todas estas preguntas, parten de la reflexión sobre el mismo de cada
persona y avanzan hacia la subjetividad a través de la reflexión permanente sobre su rol en lo
social, en donde la persona asume que tiene la capacidad de acción para transformar su propia
realidad.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
450
5. CONCLUSIONES
Desarrollar esta investigación permitió reconocer la importancia de aspectos que en primera
instancia no se habían considerado, enfrentar dificultades que, aunque se superaron, es conveniente
nombrarlas para que otros investigadores puedan anticiparse a ellas y evidenciar que la reflexión
sobre sí mismo es fundamental en el espacio educativo.
Se abordaron en este trabajo discusiones sobre lo político que siguen y se mantendrán
vigentes en la formación de los jóvenes para el ejercicio de una nueva ciudadanía (Tosar, Pagès,
& Santisteban, 2018). Además, es posible afirmar que existen nuevos interrogantes que deben
continuar guiando la labor docente con la finalidad de lograr aprendizajes desde una visión
innovadora.
Este proceso investigativo ha permitido también reconocer que lo político se actualiza
permanentemente con las prácticas cotidianas que las personas realizan en sus contextos y se van
nutriendo con las subjetividades que ponen en interacción en los diferentes espacios que habitan.
Por este motivo, la subjetividad aporta a la consolidación de una visión incluyente e innovadora
sobre el aprendizaje, la educación y la subjetividad política.
a) La investigadora tuvo especial precaución en no sugerir respuestas, por ello incluyó
alternativas cerradas, una de ellas tipo escala y otra abierta, de manera que al estudiante se le
facilitara valorar y justificar a una determinada pregunta.
b) Decidió que el análisis de las respuestas debía realizarse simultáneamente, es decir que tanto
los datos cualitativos como cuantitativos debían ser complementarios y no analizados de
manera desarticulada. En este caso el enfoque cuantitativo le fue útil porque le permitió
dimensionar del grupo de estudiantes, segmentos de ellos que opinaban diferentes a otros.
c) Respecto al relato de experiencias que realizó la investigadora desde su rol como profesora,
fue fundamental, no solo para la investigación, sino que le hizo reconocer los aspectos que
debía modificar en su práctica.
d) Los instrumentos también han tenido algunas limitaciones, especialmente para profundizar en
los sentidos y significados de los estudiantes y asegurar cuáles de las opiniones políticas les
llevaría a la acción. Esto se podría haber superado con la realización de entrevistas, las que no
logró llevar a cabo durante el tiempo que estableció en el momento de la recolección de datos.
e) Un aspecto que le hubiera gustado integrar sería el análisis de una clase, sin embargo, lo
reemplazó por una actividad en la que debían responder al cuestionario de imágenes
controversiales, que, si bien fue comentado, no se tuvo en cuenta toda la sesión, solo las
respuestas entregadas por los estudiantes.
f) La estrategia llevada a cabo para el análisis estuvo adecuada y le permitió alcanzar los
objetivos propuestos, así como responder a las preguntas planteadas. También le facilitó
integrar los datos cualitativos y cuantitativos y dar cuenta de ellos de manera clara y precisa.
g) Hubiera sido conveniente incluir en la estrategia de análisis un apartado exclusivamente
dirigido para la presentación de la información. Este aspecto generó múltiples dificultades
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
451
debido a que se tenían resultados cualitativos y cuantitativos que debía presentar de manera
separada, pero armónica con la finalidad de facilitar su comprensión.
h) La teoría fundamentada le permitió analizar la complejidad del fenómeno educativo estudiado
desde un doble rol, docente e investigadora, con el fin de construir recomendaciones para
implementar en futuras asignaturas que oriente.
i) El proceso de categorización fue una construcción argumentada y sistemática que le permitió
descubrir particularidades en la subjetividad de cada uno de los participantes y explicar a partir
de ellas, el fenómeno estudiado desde las similitudes y diferencias evidenciadas.
j) Elaborar las tramas de sentidos le permitió a la investigadora construir nuevos significados
sobre el proceso de desarrollo de la subjetividad política en educación superior, complementar
la estrategia de análisis integrando visiones metodológicas que fueron coherentes con el
propósito e interés de la investigación, finalmente, explicar el fenómeno indagado desde las
diferentes personas que están involucradas en el espacio educativo.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Aebli, H. (1988). 12 formas básicas de enseñar. Una didáctica basada en la psicología. España:
Narcea S.A. Editores.
Alvarado, S., Botero, P. & Ospina, H. (2010). Subjetividades políticas: Sus emergencias, tramas
y opacidades en el marco de la acción política. Mapeo de 61 experiencias con vinculación
de jóvenes en Colombia. Recuperado de
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27915750004
Alvarado, S., Ospina, H., Botero, P., & Muñoz, G. (2008). Las tramas de la subjetividad política
y los desafíos a la formación ciudadana en jóvenes. Revista Argentina de sociología,
9261(2008), 19–43.
Calderón, Jaramillo, A. M. (2018). El pensamiento social y los temas sociales relevantes. una
reflexión sobre la formación de los psicólogos. Revista de Didáctica de las Ciencias Sociales
Nuevas Dimensiones. Recuperado de Revista de Didáctica de las Ciencias Sociales Nuevas
Dimensiones
Calderón, A. (2012). Sujetos y Subjetividades: una mirada a su configuración en contextos
educativos. Recuperado de http://www.ulibertadores.edu.co:8089/?idcategoria=5466#
Calderón, Jaramillo, A. M. (2009). Psicología política y subjetividad. Hacia la construcción de
una mirada estético política del ejercicio política del ejercicio político. N12, 43–50.
Díaz Gómez, Á. (2008). Theoretical perspectives in psychology students education, from the
Social and Community Psychology area at Universidad de Manizales (Colombia). Diversitas:
Perspectivas en Psicología, 4(2), 259–267.
Díaz Moreno, N. C., & Jiménez-Liso, M. R. (2014). Las controversias sociocientíficas como
contexto en la enseñanza de las ciencias. XXVI Encuentro de Didáctica de las Ciencias
Experimentales, 693–701. Recuperado de
http://www.uhu.es/26edce/actas/docs/comunicaciones/orales/pdf/084.5-Diaz-Moreno.pdf
Gómez, M. (2016). Debates históricos y filosóficos en la enseñanza de los temas socialmente
controvertidos. Revista Praxis & Saber. 7(13). Colombia: Fondo de cultura económica.
González-Rey, F., Álvaro, R., & Gómez, D. (2005). Conversación con el psicólogo cubano. 4(3),
373–383.
Revista Innova Educación Vol. 1. Núm. 4 (2019)
La autobiografía docente como metodología y diagnóstico en educación superior
Ana Calderón-Jaramillo
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0.
452
González-Rey, F. (2011). Sentidos subjetivos, lenguaje y sujeto: Avanzando en una perspectiva
postracionalista en psicoterapia. Rivista di Psichiatria, 46(5–6), 310–314.
González-Rey, F. (2008). Subjetividad social, sujeto y representaciones sociales. Diversitas, 4(2),
225–243. https://doi.org/10.15332/s1794-9998.2008.0002.01
González-Rey, F. (2007). O conceito de sentido na obra de Vygotsky. 24, 1–155.
González Rey, F., Martínez, A. M., & Bezerra, M. (2016). Psicología en la educación:
implicaciones de la subjetividad en una perspectiva cultural- histórica. Revista
Puertorriqueña de Psicología, (2), 260–274.
Macedo, F. & Reguillo, R. (2002). Emergencia de culturas juveniles. Estrategias del desencanto.
En Revista Mexicana de Sociología (Vol. 64). https://doi.org/10.2307/3541499
Moreno, F. & Peralta, M. (2018). Caminos no para llegar sino para seguir andando: una
investigación poscualitativa sobre la psicología crítica en el capitalismo cognitivo. Pensando
Psicología, 14(23).12. Recuperado de: https://doi.org/10.16925/pe.v14i23.2264
Moreno, J. y Ruiz, P. (2010). La educación superior y el desarrollo económico en América
Latina. Revista iberoamericana de educación superior. Recuperado de
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=FPA007-
28722010000100013&lng=es&tlng=es.
Oller, M. (1999). Trabajar problemas sociales en el aula, una alternativa a la transversalidad. En:
Un currículum de ciencias sociales para el siglo XXI. Qué contenidos y para qué. Logroño:
Universidad de la Rioja y Ed. Díada.
Reguillo, R. (2000). Emergencia de culturas juveniles. Estrategias del desencanto. Buenos Aires,
Argentina: Editorial Norma.
Reyes-Jedlicki, L., Miranda, C., Santa Cruz, E., Cornejo, R., Núñez, M., Arévalo, A. e Hidalgo,
F. (2014). Subjetividades y saberes docentes en el sistema educativo chileno: un análisis
desde las concepciones de formadores de profesores. Estudios pedagógicos. Recuperado de
https://dx.doi.org/10.4067/S0718-07052014000200011
Simonneaux, J. y Legardez, A. (2006). ‘L’enseignement de la mondialisation. Legardiez, Madrid,
España: Editorial Morata.
Schön, D. (1992). La formación de profesionales reflexivos: hacia un nuevo diseño de la
enseñanza y el aprendizaje en los profesionales. Barcelona, España: Editorial Paidós.
Schön D. (1998). El profesional reflexivo; cómo piensan los profesionales cuando actúan. Madrid,
España: Paidós.
Stenhouse, L. (1993). La investigación como base de la enseñanza. 2. ed. Madrid: Morata.
Strauss, A. y Corbin, J. (1990). Basics of Qualitative Research. Grounded theory Procedures and
Techniques. USA: Sage Publications.
Taylor, J. & Bodgan, R. (1990). Introducción a los métodos cualitativos de la investigación. La
búsqueda de significados.
Tosar, B., Pagès, J. y Santisteban, A. (2018). Què està passant al món? Què estem ensenyant? Per
un ensenyament de les ciències socials centrat en els problemes, la justícia social i la
ciutadania global. Barcelona: GREDICS-UAB.